Geometría Sagrada II

 

Aunque la Espiral de Proporción Aurea se deriva principalmente utilizando las matemáticas, es igualmente desconcertante e intrigante notar que ésta espiral matemática tiene propiedades adicionales que pueden ser experimentadas por los humanos en un nivel profundo, que no requiere de una comprensión intelectual de los principios matemáticos. Quisiera explorar el fenómeno que enlaza la espiral matemática con la espiral experimentada. En términos prácticos, ambas son una y lo mismo. Tomará un poco de explicación demostrar el concepto, probablemente ridículo, de que la espiral de Proporción Aurea puede ser experimentada más sencillamente como un profundo sentimiento de amor.

Situada sencillamente, la Espiral de Proporción Aurea es una puerta que hila a las dimensiones etéreas y materiales. En otro contexto, yo diría que Dios nos dejó una puerta de misterio eterno y exploración: La Espiral de Proporción Aurea o la puerta del amor. En este artículo exploraremos como, de hecho, la Espiral de Proporción Aurea es una expresión de la energía básica de la creación que nosotros llamamos amor.

 Hasta ahora no se ha explorado intensamente material profundo respecto al significado de La Espiral de Proporción Aurea y cómo ésta se relaciona con el Mer-Ka-Ba, a pesar de que su interdependencia está intrincadamente entrelazada. Para poder experimentar la frecuencia de amor del Mer-Ka-Ba, uno debe recorrer la espiral y saber como activarla. Para poder simplificar los pasos iniciales para comprender qué tan engranadas e interdependientes son la Proporción Aurea y el Mer-Ka-Ba, necesitamos tener una comprensión general y un panorama de diversos modelos que sirven como piedras angulares. Estas piedras angulares van a ampliar nuestra percepción hacia una visión mucho más amplia. Esos modelos preliminares son:

Sec. 1) Un poco de Filosofía en Geometría Sagrada.

Sec. 2) Relación Filosófica General entre la Fibonacci y la Proporción Aurea

Sec. 3) La Magia de la Esfera

Sec. 4) La Semilla dentro de la Semilla de la Esfera

Sec. 5) Ejercicios para Experimentar la Espiral de Proporción Aurea

Sec. 6) La Espiral de Proporción Aurea en Oraciones y Cantos

Sec. 7) Girando los Campos Tetraédricos e Incrementando la Presencia de la Espiral Aurea.

Sec. 8) Templos Antiguos y la Proporción Aurea

Sec. 9) El Mer-Ka-Ba y la Inclinación de 32 grados.

Una vez que revisemos esos nueve modelos, seremos capaces de observar una integración única de la Espiral Viviente que comprende el tejido de la Creación e intensifica la efectividad del Mer-Ka-Ba y la apertura del corazón.

1) Un Poco de Filosofía en Geometría Sagrada

Cualquiera puede dibujar una forma en geometría y es solo geometría; pero cuando ustedes relacionan al Gran Espíritu o a la conciencia y la apertura del corazón con la geometría, están creando Geometría Sagrada. Por lo tanto, la Geometría Sagrada se refiere a la forma de abrir el corazón y evolucionar la conciencia a través de los modelos geométricos. Estos modelos reflejan su propia conciencia. Primero porque la Geometría Sagrada está formada por luz/conciencia. Cuando ustedes observan cómo las geometrías hacen una transición fluidamente entre sí mismas, verán como continúan trascendiendo y moviéndose hacia un patrón de evolución superior. Cuando ustedes comprenden eso, pueden relacionar la Geometría Sagrada con el corazón. Y la espiral es la clave más importante.

La Geometría Sagrada es el estudio de formas geométricas y sus relaciones metafóricas con la evolución humana, así como un estudio en transiciones evolucionarias fluidas de la mente, las emociones, el espíritu y la conciencia, reflejadas en la transición subsecuente desde una forma de Geometría Sagrada (estado de conciencia) hacia otro.

Las verdaderas formas de Geometría Sagrada nunca se enganchan o se estancan en una sola forma. Por el contrario, éstas están realmente en constante trascendencia fluida y cambio (evolución o involución) de una forma geométrica a otra, a su propia velocidad o frecuencia.

Cuando activamos conscientemente una serie de Proporciones Primas o de Geometría Sagrada alrededor de un cuerpo tal como un tetraedro (o cualquiera de los Sólidos Platónicos), estamos sintonizando nuestras propias frecuencias personales para coordinar y operar en concordancia con la armónica dominante.

Imaginen entonces, que en cada punto en el cuerpo en donde la energía es transmitida o recibida, se están creando continuamente mandalas tridimensionales o cuatridimensionales vivientes, cambiantes. Los mandalas pueden estar también en un estado constante de transición fluida, evolucionando hacia una variedad de patrones geométricos concéntricos.

Cada pensamiento que abrigamos en nuestra mente resulta en una cascada de mandalas geométricos . Lo mismo ocurre para cada realidad emocional que creamos a través de nuestros sentimientos. Estos patrones tienden a formar transiciones continuas de configuraciones geométricas trasladadas a nuestro alrededor. Posteriormente, en la Sección 5 veremos cómo activando una serie de proporciones sagradas (configuraciones geométricas) alrededor del cuerpo, activaremos la Espiral de Proporción Aurea que ayuda al corazón a expandirse y a abrirse.

Relación Filosófica General entre la Fibonacci y la Proporción Aurea

Filosofía General de la Proporción Aurea

En general, debido a que la Proporción Aurea no tiene principio ni fin, se vuelve entonces una metáfora bastante buena para el espíritu en una realidad material. La Proporción Aurea (o el espíritu) puede ser observada, pero no puede ser limitada a su inicio o su fin. La Espiral de Proporción Aurea tiene un aspecto adicional en ella que justifica una observación más cercana. Este aspecto estimula mayor pensamiento mientras lo ponderamos.

Una de las características de la Espiral de Proporción Aurea es que continúa hacia espirales que disminuyen por siempre. La espiral se vuelve pronto tan infinitesimal que, teóricamente, podría romper el plano de una dimensión y entrar a otra dimensión. Una vez que hace esto, podría comenzar nuevamente dentro de otra dimensión como una espiral comparativamente grande, bajando para volverse más pequeña nuevamente hasta romper ese plano dimensional y moverse hacia otro, y así progresivamente hacia el infinito. Aunque este sea un modelo lineal, será suficiente para demostrar la idea básica.

En otro punto de vista sugerido por Dan Winter, las Proporciones Aureas hacen espirales infinitesimalmente más pequeñas y rompen el plano de la Tercera Dimensión. Sin embargo, esta vez la Espiral de Proporción Aurea entra hacia una dimensión de frecuencias que están a la velocidad de la luz y más allá.

Si nosotros visualizamos el universo en su estado natural, no lineal, que abarca todas las dimensiones y frecuencias, cuando rompemos el plano de la Tercera Dimensión entramos nuevamente hacia el espacio de todas las frecuencias de trascendencia eterna. En las dimensiones no físicas, todas las cosas están en una trascendencia eterna y ocupan todas las frecuencias - la velocidad de la luz y más allá.

Cuando la Proporción Aurea penetra la Tercera Dimensión desde este estado superior de frecuencias, entra a una dimensión limitada por el tiempo. Cuando la espiral (dentro de la Tercera Dimensión) forma espirales infinitamente más pequeñas para romper el plano de la Tercera Dimensión, entra entonces de vuelta hacia la dimensión de frecuencias superiores y la trascendencia eterna. Del otro lado de esta Tercera Dimensión están las frecuencias superiores y más allá.

La Proporción Aurea entonces puede ser utilizada como un símbolo o una analogía para el espíritu en la materia, y también puede usarse como una analogía para el hilo que entrelaza a las dimensiones materiales y etéreas. Puede ser comparada a un tipo de vid que produce la uva (una esfera alargada) que compone la octava de ésta y, muy posiblemente, todas las dimensiones. Las dimensiones paralelas pueden compararse a un racimo de uvas (octavas esféricas alargadas), todas provenientes de la saludable Vid de Proporción Aurea.

Cada ser consciente con un corazón abierto, tiene una multitud de vides en espiral emanando desde el corazón, que en su turno crean una multitud de realidades paralelas coexistiendo en una multitud de planos dimensionales. Estas diversas realidades coexisten, traslapándose con la realidad de otra persona y ellas cocrean un espectro cohesivo y holístico de realidades y posibilidades que alinean el tejido de lo infinito.

Filosofía General de la Fibonacci:

En contraste con la Proporción Aurea (que no tiene principio ni fin), la Espiral Fibonacci tiene un principio definitivo pero no necesariamente un fin. Una vez iniciada, la Espiral Fibonacci puede continuar hasta el infinito.

La Secuencia Fibonacci posee una propiedad única. Diferente a la Proporción Aurea, la Fibonacci comienza en 0 ó 1 pero se aproxima rápidamente a la Proporción Aurea con una exactitud en constante aumento. La Secuencia Fibonacci parece estar fuertemente atraída hacia la Secuencia de la Proporción Aurea (Proporción Phi) e intenta aproximarse a la Proporción Phi (1.6180339…). Esta exactitud se incrementa hasta alcanzar asintóticamente sus límites. En ese punto, uno no pude notar la diferencia entre las dos espirales excepto cerca o en los puntos de inicio. Entender este aspecto de la Fibonacci es crucial.

Esta característica de la Fibonacci (siempre intentando aproximarse a la Proporción Aurea con mayor exactitud), puede utilizarse como una metáfora para nuestra condición humana, que nos ayudará a obtener discernimientos más profundos hacia la naturaleza de la espiritualidad.

Si la Proporción Aurea se utiliza como una metáfora para el espíritu y la Fibonacci se usa como una metáfora para la encarnación física (el espíritu encarnando en la materia e intentando perfeccionarse a sí mismo hacia el ideal), entonces, metafóricamente nuestra encarnación física comienza como una forma de vida Fibonacci.

Sin la plena memoria de la imagen completa e integrada del Universo, nosotros iniciamos nuestras jóvenes vidas en un patrón aparentemente errático, identificándonos a nosotros mismos como seres puramente físicos que son finitos y mortales. Al ganar experiencia y sabiduría a través de la encarnación física, comenzamos a sentir y a descubrir a nuestro espíritu y comenzamos el proceso de identificarnos a nosotros mismos más de cerca con nuestros seres más grandes. Nuestra atracción para movernos más cerca de Dios, es como la atracción de la Fibonacci por aproximarse a la Proporción Aurea.

Al crecer hacia una relación más cercana con el ideal (el espíritu o la Proporción Aurea), podemos comenzar a sentir un incremento en energía y una revitalización. Esta revitalización puede estimular la intención y la motivación del ser físico, para hacer todo lo posible por sentir más energía y acercarse al ideal o la Proporción Aurea. El ser físico (Fibonacci), es entonces forzado a proceder a lo largo del camino que lo conduce a acercarse al espíritu. Esto generalmente se manifiesta limpiando la mente, las emociones y los deseos, para poder crear un templo interno limpio que le permita a la mente y al cuerpo volverse el mejor receptor para el ideal o el espíritu. Esto también es como la Fibonacci aproximándose a la Proporción Aurea.

Eventualmente, los pensamientos, las emociones y los deseos del ser físico comienzan a aproximarse al ideal muy de cerca. En ese punto, la Fibonacci y la Proporción Aurea están en tal relación cercana, que se crea una especie de puente entre el espíritu y el ser físico. Las creencias limitadas del ser físico pueden ser liberadas y la realización de los potenciales ilimitados disponibles dentro del espíritu, pueden ser plenamente abrazados por el ser humano en lo físico.

La Magia de la Esfera

La esfera es la forma más asombrosa, poderosa y mágica en la Creación. Para comenzar a comprender y a apreciar los potenciales de la esfera, uno debe ser capaz de ver y comprender los componentes angulares encerrados dentro de la esfera y entender como accesarlos. Hay 5+1 Bloques Sagrados de construcción de la Creación y una esencia sumamente secreta (o menos comprendida) encerrada dentro de la esfera.

La esencia intangible dentro de la esfera, puede verse como la semilla dentro de la semilla y esta yace en el centro de la esfera. Puede ser llamada una esencia intangible porque ésta guía o provee esencialmente de una puerta para que todas las figuras geométricas trasciendan sus formas. También la llamaría una esencia intangible porque es de un plano superior y no puede ser limitada.

Esos 5 +1 Bloques de Construcción dentro de la esfera son llamados Sólidos Platónicos. Estos son figuras geométricas conocidas como el tetraedro, la Estrella Tetraédrica, el cubo, el octaedro, el icosaedro y el dodecaedro. La esencia de la semilla dentro de la semilla en el centro de la esfera es llamada la Espiral Aurea Sagrada. Para ver estos elementos dentro de la esfera, necesitaremos de una plantilla para ayudarnos a hacerlos surgir de la esfera. Un arqueólogo utiliza una pala, un cepillo y una rejilla para cernir y clasificar artefactos en la tierra. Para nuestros propósitos usaremos una plantilla llamada Gráfica Polar como nuestra rejilla para cernir y hacer surgir las geometrías (y la espiral) desde la esfera, y una Plantilla Circular Binaria para levantar (una versión) de la fractalidad de la esfera.

Es importante comprender, profunda y claramente, que tan pronto como ustedes llegan aún a una sola esfera, han llegado a una puerta multidimensional construida de la fractalidad holográfica que está implícita en cada esfera. Esta fractalidad holográfica conecta a toda la vida y las posibilidades entre sí. La esfera (así como toda la geometría angular), se crea en el mismo momento en que ustedes tienen la Espiral Aurea. Esto significa que tan pronto como ustedes entran en la experiencia de Amor Incondicional, tienen una interconexión íntima con todas las cosas en la Creación.

Ver cómo las espirales y los Sólidos Platónicos están anidados dentro de la esfera, también proporcionará un discernimiento adicional. Este discernimiento abrirá una ventana en la naturaleza holográfica de la esfera y la realidad. Para observar la fractalidad holográfica de la esfera y su geometría, se requiere de una herramienta cernedora adicional conocida como la Plantilla Binaria, que revisaremos más tarde en esta sección.

Permítanos regresar a la Gráfica Polar. Implícita en cada esfera, está una Gráfica Polar. Permítanos comenzar construyendo la forma geométrica más simple llamada tetraedro. Comienza primero creando un triángulo en la Gráfica Polar. Esto puede hacerse conectado las marcas graduales 0-120-240 (ver la fig. # 2 abajo) y siguiendo las líneas radiales 0-120-240 hasta el centro mismo de la Gráfica Polar y remarcándolas.

Esto delineará un tetraedro (ver la fig. # 3, abajo). Después de completar el tetraedro, conecta los puntos graduales 60-180-300 en la misma Gráfica Polar que el tetraedro y remarca sus líneas radiales, creando un tetraedro que apunta hacia abajo albergado sobre el tetraedro que apunta hacia arriba. Esto delineará la Estrella Tetraédrica (ver fig. # 4, abajo). Puedes continuar este proceso para descubrir los Sólidos Platónicos restantes (ver figs. 5-9 abajo).

Una plantilla adicional utilizada para delinear los Sólidos Platónicos, es la Plantilla Circular Binaria, que expone una configuración de ejes X-Y-Z. (ver figs. # 11 y # 12 abajo). Uno pude también usar la configuración de ejes X-Y-Z de círculos, para lograr una delineación de los cinco Sólidos Platónicos, así como una Plantilla Fractal Holográfica.

Al observar cómo es creado cada Sólido Platónico con los Ejes X-Y-Z de la Plantilla Circular Binaria, serás capaz de ver que en cuanto tienes aunque sea un Sólido Platónico, en realidad tienes los cinco.

 

De las gráficas anteriores podemos ver la naturaleza fractal y holográfica de la esfera y sus Sólidos Platónicos correspondientes. Cuando uno llega aunque sea a una sola esfera, lo que existe fractal y holográficamente dentro de la esfera, son nidos infinitos de esferas y Sólidos Platónicos fractalmente incluidos dentro de ésta.

Como se estableció antes, en cuanto alguien llega a la espiral (o el sentimiento de amor), tiene un mundo infinito de fractales en donde todos los Bloques de Construcción geométricos de la realidad, existen simultánea y holográficamente y son distribuidos en una forma ordenada por la Escala Binaria. Este es un buen ejemplo de cómo la geometría puede ayudar a demostrar cómo nuestros espíritus existen fractal y holográficamente a través del continuo. Debido a que nosotros albergamos la Espiral de Proporción Aurea en el centro de nuestros propios corazones, nosotros existimos multidimiensionalmente en virtud de nuestras propias características holográficas y fractales infinitas. Esto significa que todos existimos dentro de cada persona, animal, planta, estrella, planeta, especie, etc., a través de toda la Creación y en todos los planos de existencia.

4) La Semilla dentro de la Semilla de la Esfera

La semilla dentro de la semilla de la esfera es la espiral. La esencia de esta espiral proporciona una puerta hacia esta realidad y más lejos. Todas las formas geométricas reciben su orientación desde esta espiral y junto con la espiral, la geometría trasciende sus formas pasadas (y presentes).

Para poder ver cómo la espiral está entrelazada dentro de la esfera y los 5 + 1 Sólidos Platónicos, necesitamos usar la Gráfica Polar. La comprensión de cómo la Fibonacci y la Espiral de Proporción Aurea se alinean en una Gráfica Polar, abrirá la puerta a un increíble entendimiento.

Fibonacci:

Toma la Gráfica Polar y orienta la línea de 0 grados, para que esté alineada con el borde superior de la página.

Las porciones iniciales de la Espiral Fibonacci son erráticas, lo que significa que la Fibonacci intenta aproximarse a la Proporción Phi (1.61803…), y la Fibonacci gira ampliamente en las primeras etapas (las primeras tres divisiones) y se enfila más de cerca a la Proporción Phi mientras continúa avanzando. Es muy importante comprender esta característica de la Fibonacci.

La Espiral Fibonacci alineada en una Gráfica Polar, se ve como en la siguiente ilustración.

 

Espiral Fibonacci

0-Grados, 1.0 - 100-Grados, 1.8 - 200-Grados, 3.2 - 300-Grados, 5.6 10-Grados, 1.1 - 110-Grados, 1.9 - 210-Grados, 3.4 - 310-Grados 6.0 20-Grados, 1.1 - 120-Grados, 2.0 - 220-Grados, 3.6 - 320-Grados 6.3 30-Grados, 1.2 - 130-Grados, 2.1 - 230-Grados, 3.8 - 330-Grados, 6.7 40-Grados, 1.3 - 140-Grados, 2.2 - 240-Grados, 4.0 - 340-Grados, 7.1 50-Grados, 1.3 - 150-Grados, 2.4 - 250-Grados, 4.2 - 350-Grados, 7.5 60-Grados, 1.4 - 160-Grados, 2.5 - 260-Grados, 4.5 - 360-Grados, 8.0 70-Grados, 1.5 - 170-Grados, 2.7 - 270-Grados, 4.7
80-Grados, 1.6 - 180-Grados, 2.8 - 280-Grados, 5.0
90-Grados, 1.7 - 190-Grados, 3.0 - 290-Grados 5.3

Siguiendo la planilla anterior, encontrarás que la Espiral Fibonacci se alinea en la Gráfica Polar en los siguientes puntos.

1) en el radial de -0- grados y el primer (1.0) círculo que sale del centro.

2) en el radial de 120 grados y el segundo (2.0) círculo que sale del centro.

3) en el punto de 190 grados y el tercer (3.0) círculo que sale del centro.

4) en el punto de 280 grados y el quinto (5.0) círculo que salde del centro.

5) en el punto de 360 grados y el octavo (8.0) círculo que sale del centro.

En contraste con la Espiral Fibonacci, la Espiral de Proporción Aurea proyectada en una Gráfica Polar se vería como la siguiente ilustración 

Sobreponiendo los dos gráficas (abajo) nombradas (Fibonacci "A") y (Espiral de Proporción Aurea "B"), se verían como la "B". Ambas espirales se traslaparían consigo mismas muy precisamente, con la excepción de que la Espiral de Proporción Aurea continúa hacia el centro.

A" La Espiral Fibonacci comienza a O Grados
y arriba del Primer Círculo Interior

B" La Espiral Logarítmica (Proporción Aurea)
continúa en el centro

Vimos en la Sección 3, figs. 2 y 3, que resaltando las líneas de grados 0, 120 y 240 se delinea un tetraedro. Cuando sobreponemos estos dos componentes (las espirales y el tetraedro) sobre una Gráfica Polar, podemos ver la Gráfica Polar, las espirales y el tetraedro todos alineados (ver abajo).

Este es el primer paso en la comprensión de las bases de este símbolo importante y de largo alcance. Si la espiral es un componente inherente dentro del tetraedro, entonces, tan pronto como creas un tetraedro tendrás automáticamente una esfera implícita, un tetraedro, diferentes tipos de espirales y los cinco Sólidos Platónicos también.

Vamos a extrapolar desde el ejemplo anterior. En cuanto sientes la espiral del amor junto con la espiral (fractal y holográficamente), hay series infinitas de esferas, tetraedros y los cinco Sólidos Platónicos. Esto significa que tan pronto como sientes la espiral del amor, tú tienes todos los Bloques de Construcción necesarios para la creación.

Debido a que la espiral crea a todos los Sólidos Platónicos, cualquier configuración platónica sólida establecida alrededor del cuerpo humano en roporción sagrada, permitirá que la Espiral de Proporción Aurea sea accesada o experimentada.

En el caso de nuestro ejemplo utilizando el tetraedro, hay una espiral implícita (la Fibonacci) que intenta aproximarse a una espiral idealizada llamada la Espiral de Proporción Aurea. Puedes ver entonces que un objeto de material fijo (como un tetraedro) contiene una puerta no clausurable en su mismo centro, que está hecha por la Espiral de Proporción Aurea. El infinito proceso de una espiral Fibonacci siempre intentará fundirse completamente con la Espiral de Proporción Aurea.

 

Kristen Neiling
Productora

| Todos los derechos reservados The Camino| Copyrigth 2007 - Diseño-MD |